Criminología Teórica: La Sociología Criminal y la Sociedad Determinista

$25.990

Autor: Sergio Sánchez Rodríguez
ISBN: 978-956-286-124-3
Primera edición, noviembre de 2010
Formato: 16 x 21,5 cm.
336 páginas

Descripción

El tema de este libro es la formación de la sociología criminal. Mejor dicho: el surgimiento de un concepto verdaderamente social del fenómeno delictivo. Suena como un ejercicio de disquisición simple. Pero, si algo nos demuestra la historia de la criminología –saber híbrido, demandado por disciplinas diversas, entretejido por epistemologías contradictorias- es que en ella ningún ejercicio de demarcación es simple.
Las cuestiones tratadas en este libro, y que se refieren a un período clave de la formación del pensamiento criminológico, están en gran medida circunscritas al ámbito francés e italiano de fines del siglo XIX y principios del XX. Sin embargo, todos los problemas que se abordan tienen vocación universal, como podrá comprobar fácilmente el lector.
En la historia de la criminología, no es conveniente situar como dos polos opuestos, claramente definidos, a la “biología criminal” y a la “sociología criminal”. La primera, según una visión algo simplificadora, se identifica con el positivismo italiano y con los desarrollos médicos y psiquiátricos del siglo XX. La segunda, con la reacción francesa ante Lombroso y, más tarde, con la sociología de la desviación de impronta estadounidense.
Tal esquema, sin embargo, no da cuenta de una realidad mucho más compleja. Así, puede sostenerse que la historia de la sociología criminal termina explicándose, en definitiva, a la luz de la consolidación de la sociología propiamente dicha, esto es, de su capacidad de diferenciarse de los enfoques biologicistas y psicologistas del comportamiento humano, lo que tampoco –dicho sea de paso- constituye un punto de vista pacífico.
Este volumen aborda el pensamiento de autores como Vaccaro, Colajanni, Niceforo, Sighele, Quetelet, Lacassagne, Durkheim, Fauconnet y Tarde, entre otros. Todos, protagonistas de una de las épocas intelectualmente más turbulentas –e interesantes- de la historia de las teorías criminológicas.